Sumando Hacemos +

Competencia contra cooperación: Tiempo de generar alianzas

Nadie puede cambiar el mundo por sí solo. El mundo es complejo, sus problemas son complejos y, por tanto, las soluciones a esos problemas lo son también. Por eso necesitamos sumar esfuerzos con otros sectores, otras personas, otras áreas de especialización. Para superar la difícil situación actual y generar una verdadera transformación necesitamos ser capaces de establecer alianzas estratégicas sólidas.

Lo anterior ha sido siempre cierto para las organizaciones sin fines de lucro (OSFL), pero lo es más todavía hoy. La pandemia ha reforzado muchos de los obstáculos a los que se enfrentaban las OSFL para hacer su trabajo y cumplir sus objetivos: hay menos recursos públicos para apoyar su trabajo y fondear sus programas; hay menos donativos para mantener su operación; y hay menos voluntarios y posibilidad de actuar por las cuarentenas y el #quedateencasa.

Del otro lado, las necesidades de la población vulnerable se profundizan: Hay menos redes de ayuda, las personas pierden sus fuentes de ingreso, la falta de infraestructura de telecomunicaciones vuelve casi imposible el que millones de niños puedan tomar clases en líneas, los índices de violencia intrafamiliar se han incrementado por el largo encierro forzoso entre víctimas y victimarios, el sistema de salud está saturado por la atención al Covid y asistir a una clínica para otros temas implica, en muchos casos, un riesgo real de contagio. En fin, la lista sigue.

¿Cómo resolver esta difícil situación? Mediante las alianzas estratégicas entre actores del propio sector filántropico y con innovadores, empresarios sociales y actores privados comprometidos con su entorno y su país.

Las alianzas incrementan la fuerza de las organizaciones e instituciones que las conforman porque impulsan la complementariedad de áreas de expertisse y de recursos, generan cadenas de valor, aprovechan al máximo las experiencias compartidas y construyen a partir de las fortalezas individuales. Las alianzas permiten una mayor escala y fomentan una visión de mediano plazo que puede generar cambios más profundos.

En Sumando Hacemos + estamos comprometidos con sumar fuerzas con otros actores para fortalecer la filantropía en el país. Queremos apoyar a las OSFL a que mejoren su capacidad institucional para acceder a más recursos. Para ello, formamos alianzas estratégicas con capacitadores y patrocinadores que nos permitan ofrecer a las OSFL herramientas puntuales y recursos para que ellas, a su vez, fortalezcan sus programas y mejoren sus resultados y su impacto. 

Sabemos que frente a la escasez de recursos la tentación a competir crece. Sin duda, son las OSFL mejor posicionadas y con mayor solidez las que permanecerán, mientras que muchísimas organizaciones desaparecerán durante esta etapa. Pero ojo: las Organizaciones más fuertes son las que tienen mejores redes, las que atienden de manera más integral sus causas, las que tienen una mayor presencia social. Las OSFL más fuertes no son las que trabajan mejor solas, sino las que tienen claro que la fuerza, viene de la cooperación.

En este tiempo de crisis y cambio recuerda siempre que la unión hace la fuerza.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Agrega comentario