Sumando Hacemos +

Vamos a llenar el vaso juntos

El vaso puede estar medio lleno o medio vacío; lo relevante es que tú puedes llenarlo un poco más

Se terminó otro año y empezamos el 2022 con más incertidumbres que certezas. Otra vez. ¿Cuánto más durará la pandemia? ¿Qué cambios seguirán vigentes una vez que estemos de vuelta a la normalidad? Y ¿cómo se verá esa normalidad?

Ninguna de estas preguntas te debe ser ajena. Quizá incluso estés harto de oírlas, de decirlas, tal vez hasta de pensarlas. Los últimos dos años han sido muy difíciles y a estas alturas lo que quisieras, lo que quisiéramos todos, es paz y tranquilidad.

Para donde mires hay una rutina transpuesta. En la casa, en la oficina, en la escuela, con los niños, entre los amigos y las familias. El estrés que provoca el miedo a perder nuestra salud, empleo o ingreso, así como a un familiar o amigo hace mella en millones de nosotros. Pero no es nada más la pandemia. Otras enfermedades han seguido presentes y han cobrado vidas. Y muchas vidas se han perdido también por la violencia o por desastres naturales probablemente ocasionados por el cambio climático. Niños viven en la pobreza y con cada día que pasa ven alejarse la posibilidad de tener una vida mejor. Las mujeres no están seguras y especies de animales desaparecen de la tierra o caminan paso a paso hacia la extinción.

Uff. Algunos días cuesta trabajo salir de la cama y enfrentar al mundo, ¿no? ¿Pero qué tal si te dijera que este año que pasó también nos dejó cosas buenas? Para empezar, las vacunas contra el covid19 están demostrando ser efectivas. Estas son buenas noticias para quienes hemos recibido una de las más de 8,000 millones de dosis que se han administrado en el mundo. También se aprobó la primera vacuna contra la malaria, una de las enfermedades más mortales en el mundo al cobrar 600,000 víctimas al año.

Otro avance: La salud mental tiene cada vez más importancia y trascendencia. Gracias a atletas internacionales como Simone Biles y Naomi Osaka, ahora se habla más de este problema real y poco a poco avanzamos para que más personas puedan disfrutar de un pleno bienestar emocional, psicológico y social.

En protección animal, los pandas gigantes y los demonios de Tasmania salen de la lista de animales en peligro de extinción, el jaguar volvió a los esteros en Argentina y el lince ibérico pasó de tener una población de 94 hace 20 años, a más de 1,100.

En cuanto a las energías renovables, en el mundo se añadieron 290 gigavatios de potencia.

¿Sabes qué ha hecho posibles estos y otros logros? El compromiso social, las ganas de cambiar la realidad, mejorándola gracias a la filantropía intencional. En este 2022, te invito a que te informes y participes de la forma que quieras en un proyecto que busque cambiar la realidad para hacerla más bella, mejor. Tú eres una pieza de cambio fundamental. Cuando sientas que las cosas están muy feas, cuando te cueste trabajo salir de la cama y ver el lado positivo de las cosas, piensa que éstas pueden cambiar, que tú puedes cambiarlas. Tú eres un agente de cambio, tú eres una fuerza transformadora.

Acércate a Sumando.mx y mira cómo, juntos, podemos contribuir a que la lista de buenas noticias al final del 2022 sea más larga que la que escribimos este año.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Agrega comentario