Sumando Hacemos +

Donación en México

En Sumando Hacemos + llevamos cabo una breve encuesta a través de redes sociales para conocer más sobre la cultura de la donación en México.

Encontramos que una razón común entre las personas que no han donado dinero a una causa social es la desconfianza en el destino final de su contribución. ¿Usará la organización mi dinero para lo que dice? ¿Cómo puedo saber si mi donativo tiene un impacto real? ¿Cómo puedo confiar en la organización que me está pidiendo apoyo? ¿Te ha pasado?

Lo mismo parece aplicar para el trabajo voluntario. Según el INEGI, en 2016 poco más de 2 millones de personas participaron en alguna organización sin fines de lucro (OSFL), un universo muy pequeño comparado con el total de población joven y adulta en el país.

En México existen decenas de miles de organizaciones sin fines de lucro (OSFL), dedicadas a infinidad de causas sociales. No existe una cifra oficial y aceptada por todos, pero tan sólo el Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil (RFOSC) de INDESOL (Instituto del Desarrollo Social), dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social tiene ubicadas a más de 40 mil organizaciones. ¿Cómo decidir a cuál apoyar?

En Sumando Hacemos + hemos desarrollado una fuente de información estadística con más de 6 mil organizaciones que cuentan con CLUNI y son donatarias autorizadas por el SAT. Nuestra inferencia es que, al haber pasado por ambos filtros para acceder a los padrones, estas organizaciones tienen un piso mínimo de estructura organizacional y cumplen con sus obligaciones de informar a la autoridad sobre su trabajo.

Gracias a nuestra base de datos sabemos en qué lugar del país trabajan estas OSFL, qué causa apoyan, si los ayudan voluntarios, cómo ponerte en contacto con ellas y mucha información más para determinar sus niveles de profesionalización y transparencia.

Esta base de datos nos permite hacer búsquedas por causa, por entidad federativa o municipio (algo particularmente útil ya que, según el INEGI, casi el 70% de las OSFL actúan dentro de su municipio o localidad), por carencia social o por nombre de la organización para lograr un “match” entre donante y destino de los recursos, acotándo así las alternativas existentes. ¿Útil, cierto? Creemos que sí.

Sin embargo, esto aún no resuelve el problema de saber si la organización usará para lo que dice mi aportación, o si esta o aquella organización tendrán un mayor impacto en sus programas, ayudando a más personas y consiguiendo mejores resultados con mi apoyo.

Para esto, en Sumando Hacemos + generamos una metología propia para premiar la cultura de la rendición de cuentas y la medición de impacto de las OSFL, “calificándolas” para diferenciarlas entre sí. Esta metología considera su disposición a compartir información relevante y su capacidad de medir adecuadamente el impacto de su trabajo. Considera también otras variables como la fuente de ingresos y la distribución de los gastos, por ejemplo, cuántos recursos se van a pagar la nómina, cuánto se destina a gastos administrativos o cuánto se invierte en cada beneficiario.

Esto permite un filtrado basado en resultados más sólido, que efectivamente reduce la incertidumbre de navegar en el ecosistema filantrópico mexicano y ayuda a tomar la decisión sobre a quién apoyar.

Si eres una organización sin fines de lucro contáctenos y mira cómo juntos, podemos hacer más.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Agrega comentario