Sumando Hacemos +

¿Sabes qué es la filantropía intencional?

Si eres de las personas a las que les gusta donar tiempo o dinero para apoyar una causa social, seguramente conoces muchos términos que hacen referencia a esta actividad y a este sector. Sin embargo, es posible que no hayas escuchado o no hayas entendido del todo el término filantropía intencional. Si este es el caso, déjanos explicarte de qué se trata y por qué creemos que es importante promoverla en México.

En primer lugar, la filantropía intencional conlleva un esfuerzo que busca ir más allá de “ayudar” a quienes más lo necesitan, de aliviar el sufrimiento o atender las necesidades de los más vulnerables, o de sembrar árboles en un bosque deforestado, por ejemplo. Este tipo de filantropía busca cambiar las condiciones estructurales que causan las necesidades. Es decir, promueve una acción transformadora y no sólo un alivio pasajero o una obra de caridad.

Otro aspecto central de la filantropía de impacto es la gran importancia que otorga al efecto y resultado de sus acciones. La filantropía de impacto tiene una intención concreta que trasciende el objetivo inmediato de ayudar o promover una causa social para “sentirnos bien” o porque es lo correcto. En este sentido, se diferencia de la filantropía de impulso porque nos obliga a comprometernos verdaderamente con las causas, a investigar sobre las organizaciones, a plantearnos objetivos de mediano plazo y a promover una cultura enfocada en la medición de impacto para evaluar los resultados de nuestras acciones.

La decisión de conocer el origen de los problemas, supervisar o participar en el desarrollo y exigir resultados medibles y transparentes fomenta la participación civil, la innovación social y el desarrollo de un mejor ambiente filantrópico. También, premia a las organizaciones que realizan un trabajo más organizado y eficaz en vez de a las que tienen una comunicación o difusión más atractiva o “están de moda”. El logro de resultados visibles motiva a seguir apoyando las causas sociales y fomenta, con ello, la permanencia de las mejores organizaciones.

Poco a poco, por sus virtudes y sus resultados, la filantropía de impacto está ganando fuerza en el mundo y nos gustaría que estuviera cada vez más presente en México. Por ello, en Sumando Hacemos + estamos comprometidos con su promoción. Creemos que para lograr resultados de largo plazo y promover un mejor país se require atender las causas de los problemas y no únicamente paliar sus efectos más visibles. Aún más, estamos convencidos de que para aprovechar el dinero, el tiempo y el talento de los donantes de la mejor manera posible, así como el impulso, la experiencia y la dedicación de las organizaciones sin fines de lucro, se requieren alianzas sólidas y estables, con metas compartidas, que garanticen el mayor beneficio para todas las partes.

Es cierto que la filantropía intencional demanda más trabajo de todas las partes. Las organizaciones deben fortalecer sus mecanismos de evaluación y transparencia para asegurar que están logrando un impacto profundo y convencer a los donantes de comprometerse con su causa. Los donantes, por su parte, deben informarse sobre las acciones que realizan las organizaciones que deciden apoyar, hacer un seguimiento puntual de su trabajo y exigir resultados sociales a cambio de sus “inversiones”. Pero también es verdad que con la filantropía intencional, todos, ganamos más.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Agrega comentario